Un investigador Alemán Identifica a Hitler como un Sionista y un Traidor

“La campaña de miedo fue exclusivamente contra los judíos, pero Hitler ocultó bien los nombres de los judíos sionistas que, con la más gran de brutalidad y desdén por la comunidad judía, habían planificado la Revolución Mundial y la fundación del ilegal Estado de Israel. Esta es evidencia contundente de que Hitler trabajó de la mano con los Sionistas y que él era un mentiroso de primera clase, un hipócrita y un traidor”.

El 30 de Enero de 1933, Adolf Hitler se convirtió en Canciller del Reich Alemán. Cuando asumió el poder, estaba rodeado de cuatro consejeros principales y sus patrocinadores financieros.

Detrás de él estaba Henry Ford; detrás de él Hjalmar Schacht y Rabbi Leo Baeck y adelante de él, Franz von Papen. Una foto interesante aparece cuando uno toma una mirada de cerca a estos cuatro asesores.

1. Henry Ford(30 de Julio de 1863 – 7 de Abril de 1947) fue un masón del rito escocés, grado 33. En 1919 Ford publicó un libro titulado “El Judío Internacional”. En Alemania “Der International Jude” fue pronto impreso varias veces. En los libros oficiales de historia, Henry Ford es siempre presentado como un anti-semita. En realidad Henry Ford fue todo lo contrario, él era un agente del sionismo encargado de llevar el anti-semitismo a Alemania y al centro de Europa. Al poner a los judíos en el exilio, así podría llevarse a cabo el plan de crear el ilegal Estado de Israel.

Edwin Black escribe en “La Conexión Judía” (página 4) “…, Ford mostró su camaredería con el pueblo judío – tanto a los judíos inmigrantes del Este de Europa que trabajan en la fábrica como a sus amigos judíos a quienes trataba con igualdad, como a su vecino, Rabbi Leo M. Franklin, quien recibió un coche a su medida todos los años como regalo de cumpleaños”.

De acuerdo a Wikipedia, Rabbi Franklink era un miembro de la “Liga de Antidifamación”, la cual es nada más que una organización clandestine de la Logia B´nai B´rith y más allá de la Masonería del Más Alto Nivel.

De acuerdo a http://www.reformation.org: “Lo que la mayoría de gente no se da cuenta es que Ford Motor Company era una subsidiaria de Standard Oil Company de los Rockefeller”. En el libro “Secretos de la Reserva Federal” de Eustace Mullins, comprendí que la familia Rockefeller estaba vinculada estrechamente a las familias Rothschild y J.P. Morgan, particularmente con respecto al establecimiento del Banco de la Reserva Federal en 1913.

2. Hjalmar Schacht (22 de Enero 1877 – 3 de Junio 1970) era un masón del rito escocés. Él estaba conectado al English Scottish Rite Freemason Montague Norman y consecuentemente al Banco de Inglaterra de la City de Londres. Tal y como Eustace Mullins escribió en “Secretos de la Reserva Federa”, el Banco de Inglaterra está bajo el control de la familia judía Rothschild.

3. Rabbi Leo Baeck (23 de Mayo de 1873 – 2 de Noviembre de 1956) era un masón del rito escocés, grado 33 y un promotor de los planes judeo-sionistas. Gerd Schmalbrock escribió: “El Dr. Leo Baeck era un masón del grado 33, líder de la conferencia alemana de rabinos y Großpraeses del distrito alemán de la orden judía B´nai B´rith. A fin de exponer la profunda sabiduría de los Nacional-Socialistas, él fue el asignado por Hitler para ser Presidente de la Diputación del Reich de los Judíos Alemanes”.

4. Franz von Papen (23 de Octubre de 1879 – 2 de Mayo de 1969) era un Caballero del Santo Sepulcro, una de las órdenes más altas dentro del Vaticano. Él fue el encargado para liderar la promoción de Hitler de tal manera que durante la distribución de poderes el Vaticano no quedara con ninguna desventaja.

Hitler mismo no sólo era miembro de la Orden de Thule, si no también miembro de la Orden Mágica 99. Los detalles de los procedimientos de esta orden pueden encontrarse en el libro de Franz Bardon “Frabato el Mago”. Después de una revisión minuciosa de esta constelación puede decirse que Hitler era un agente del Sionismo judío, del Vaticano y del Banco de Inglaterra (City de Londres).

La evidencia más importante que respalda esta aseveración es:

1.- En 1925 el libro “Mein Kampf” de Adolf Hitler fue publicado. A lo largo de sus setecientas y más páginas, los judíos son condenados por completo. Él escribe como si el ciudadano judío promedio hubiera inventado los Protocolos de Sión y la Revolución Mundial. Esto es estúpido ya que no se trata del pueblo judío, si no más bien de unos cuantos judíos específicos. Especialmente, aquellos dentro de sociedades secretas que pretendían moldear el mundo, por ejemplo, Karl Marx (Rito Escocés, grado 33).

¿Dónde están sus nombres? Hitler, quien se supone que es la persona que más odia a los judíos en el mundo, no tiene absolutamente nada que decir de judíos tales como Adophe Cremieux, Theodor Herzl, Parvus-Helphant, Leo Trotzky, Kaganovich, los Warburgs, los Rothschilds, Trebitsch-Lincoln, Bernhard Baruch, Mandell House y Walter Rathenau, tan solo por mencionar algunos. Esto es por completo ridículo.

Estos nombres tendrían que resultarles familiares a Hitler, ya que habían sido mencionados por Henry Ford en su libro “El Judío Internacional” y son conocidos para cualquiera interesado en la política. Hitler abiertamente destila odio contra la masonería la cual se supone que sirve a los judíos, aún así se reúne en secreto con masones extranjeros de los más altos rangos para para preparar la toma del poder. El nombre de la Logia B´nai B´rith, la cual pertenece al núcleo de la masonería, todo lo cual es omitido por igual en el libro de Hitler.

Este es un ejemplo de supresión consciente de la verdad y una traición tanto al pueblo alemán y judío. La campaña de miedo fue exclusivamente contra los judíos, pero Hitler ocultó bien los nombres de los judíos sionistas que, con la más grande brutalidad y desdén por la comunidad judía, habían planificado la Revolución Mundial y la fundación del ilegal Estado de Israel. Esta es evidencia contundente de que Hitler trabajó de la mano con los Sionistas y que él era un mentiroso de primera clase, un hipócrita y un traidor.

2. El 25 de Agosto de 1933, el acuerdo de Ha´avara entre Hitler y los judíos sionistas se rubricó. El 24 de Marzo de 1933, los sionistas declararon la guerra a Alemania y cinco meses después Hitler firmaba un acuerdo con ellos.

3. El 10 de Septiembre de 1933, un acuerdo Iglesia-Estado, el Reichskonkordat, fue sellado entre Hitler y el Vaticano.

4. El 3 de Mayo de 1940, el ejército inglés fue derrotado en Dunkirk por el ejército alemán. Por órdenes de Hitler, los 330,000 soldados ingleses que quedaron se les permitió regresar a Inglaterra, pero tuvieron que prometer regresar más tarde y destruir por completo a Alemania. El ejército inglés cumplió. Un caso extramadamente único en la historia de la humanidad. Por favor haz referencia al capítulo de “Dunkirk y Después” en el libro del Capitán A.H.M. Ramsay “La Guerra Sin Nombre”.

5. El 18 de Enero de 1941, Hitler recibió una oferta de cooperación de la organización clandestina sionista N.M.O. (Organización Militar Nacional, Irgun Tzwa´i Le´umi), Menachem Begin, casualmente pertenecía a este grupo. Hitler aceptó la oferta y el resultado visible fue la fundación del campo Theresienstadt en la primavera de 1941. H.G. Adler reporta en detalle sobre esto en su libro “Theresienstadt 1941 – 1945″.

6.- El 20 de Enero de 1942, la tristemente célebre conferencia de Wannsee toma lugar. Usando esta conferencia como base, la prensa internacional y muchos libros de historia concluyeron que había tenido lugar la “exterminación completa de los judíos europeos”. Una investigación del documento, no obstante, saca a la luz detalles totalmente distintos. De hecho, no contiene ni una sola frase acerca del asesinato de judíos, nada más una sección que indica sobre el plan de la SS (Schutzstaffel) de Hitler para construir una élite judía. Otro caso más de la habitual distorsión de la verdad por parte de las potencias aliadas contra Alemania.

1945: Adolf Hitler escapa hacia Suramérica. Cualquier investigador de historia que no tome en consideración la participación en sociedades secretas por parte de la élite en el poder, por ejemplo: banqueros, políticos y presidentes de grandes empresas, no es capaz de descubrir apenas del 50 por ciento de toda la verdad.

O, como Cristo dijo: “No hay nada oculto que no vaya a ser revelado, ni nada secreto que no vaya a salir a la luz”. (Lucas 8:17). Me llamó particularmente la atención estudiar esta línea de pensamiento gracias al libro “Adolf Hitler – Fundador de Israel”, por Henneck Kardel.

Este es un capítulo del libro “Secret Politics-3″.

 

Enviado por Joshua.

Esta entrada fue publicada en Sionistas. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Un investigador Alemán Identifica a Hitler como un Sionista y un Traidor

  1. Mijael dijo:

    El regreso de Israel a la tierra
    La relación de Israel con la Tierra Santa es un enfoque importante de la profecía bíblica, tanto la cumplida como la que está por cumplirse. Yahuwé profetizó con precisión cuándo Israel regresaría a la tierra prometida después que sus ciudadanos fueran al exilio en los primeros dos cautiverios, el egipcio y el babilonio. Se profetizó el cautiverio egipcio para que durara exactamente 430 años y es significativo que terminó precisamente el día en que concluyó el cautiverio de 430 años. «y pasados los cuatrocientos treinta años, en el mismo día todas las huestes de Jehová salieron de la tierra de Egipto»
    I (Éxodo 12.41). El profeta Jeremías predijo que la duración exacta del cautiverio de los exiliados judíos en Babilonia sería de 70 años. «Toda esta tierra será puesta en ruinas y en espanto; y servirán estas naciones al rey de Babilonia setenta años» (Jeremías 25.11). El ejército babilonio conquistó a Israel en la primavera del 606 a.C. Tanto la historia secular como la Biblia revelan que, tal cual se predijo, el cautiverio babilonio terminó exactamente 70 años después en la primavera del 536 a.C., en el mes judío de Nisán, cuando Ciro, el rey persa, liberó a los esclavos para que regresaran a su tierra (Esdras 1.3).
    Los tres principales profetas judíos: Daniel, Jeremías y Ezequiel, estaban vivos en ese tiempo. Naturalmente, el profeta Ezequiel estaba consciente de la, profecía de Jeremías con relación a la posibilidad del regreso de los judíos de Babilonia después de 70 años en el 536 a.C. Sin embargo, Yahuwé le dio una nueva revelación que avanzaba mucho más en el futuro revelando cuánto tiempo pasaría hasta .1 que el pueblo judío restableciera finalmente su nación en los últimos días. La predicción comenzó con la declaración de Yahuwé en – cuanto a que: «Es señal a la casa de Israel> (EzequieI4.3). La predicción completa se encuentra en Ezequiel 4.3-6: «Tómate también una plancha de hierro, y ponla en el lugar del muro de hierro entre tú y la ciudad; afirmarás luego tu rostro contra ella, y será en lugar de cerco, y la sitiarás. Es señal a la casa de Israel. Y tú te acostarás sobre tu lado izquierdo, y pondrás sobre él la maldad de la casa de Israel. El número de los días que duermas sobre él, llevarás sobre ti la maldad de ellos. Yo te he dado los años de su maldad por el número de los días, trescientos noventa días; y así llevarás tú la maldad de la casa de Israel. Cumplidos éstos, te acostarás sobre tu lado derecho segunda vez, y llevarás la maldad de la casa de Judá cuarenta días; día por año, día por año te lo he dado». ..’
    “ En este pasaje el profeta Ezequiel afirma claramente que esta profecía sería «señal a la casa de Israel» y que cada día representaba un año bíblico. La predicción reveló que Israel sería castigado por un período combinado de 430 años (390 años más otros 40). El punto de salida para este cautiverio sucedería en la primavera del 536 a.C., al final de los 70 años del predicho cautiverio babilonio (Jeremías 25.11). Sin embargo, en el mes de Nisán, 536 a.C., solo un pequeño remanente de judíos de la nación de Judá eligió abandonar sus hogares babilonios y regresar a Jerusalén. Los exiliados judíos que recordaban sus antiguos hogares en Israel ahora tenían más de 70 años de edad. Era natural que sus hijos, que nacieron en Babilonia, estuvieran poco conectados o ligados al antiguo hogar de sus padres. A la vasta mayoría le agradaba más permanecer en el pagano Imperio Persa como colonos que emigrar a unos mil kilómetros para reedificar la devastada colonia de Israel. Yahuwé le decretó a Ezequiel un período de castigo de 430 años por el pecado de Israel y de Judá (390 años + 40 años = 430 años). Sin embargo, cuando deducimos los 70 años de castigo que tuvieron que soportar los judíos durante el cautiverio babilonio, que terminó en el 536 a.C., todavía restan 360 años de mayor castigo más allá del año 536 a.C. Al examinar la historia de ese período notamos que los judíos no regresaron a establecer un país independiente al final de los 360 ni al término de los 430 de castigo adicional. En vista de la precisión de la profecía de Ezequiel, era difícil entender por qué en aquel entonces no ocurrió nada que cumpliera la predicción detallada.
    Tanto la Biblia como la historia revelan que Israel no se arrepintió de sus pecados al final del cautiverio de setenta años en Babilonia. ;.. Es más, las Escrituras registran en los libros de Esdras y Nehemías que la minoría de cincuenta mil que eligió regresar con Esdras a la tierra prometida lo hizo con poca fe. La vasta mayoría de los judíos se quedó en la Babilonia pagana. No se arrepintieron de su desobediencia, por lo que Yahuwé los envió al cautiverio. Gran parte de los que rehusaron emigrar a casa a Israel, 95% de los cautivos judíos, simplemente se establecieron como colonos en lo que ahora es Irak-Irán. Durante los siglos siguientes, los viajeros como Benjamín de Tuldela reportaron que miles de judíos vivían aún en varias de las ciudades de lo que hoy es Irak, Irán y Afganistán.
    Descubrí la solución al misterio de la duración de la dispersión mundial de Israel y el regreso en un principio divino revelado a Moisés en Levítico 26. En este capítulo el Señor estableció promesas y castigos para Israel basados en la obediencia y la desobediencia a Sus órdenes. Yahuwé le declaró a Israel cuatro veces en este pasaje que, si luego de ser castigado por sus pecados, no se arrepentía, los castigos previamente especificados se multiplicarían por siete (el número de la totalidad). «Y si aun con estas cosas no me oyereis, yo volveré a castigaros siete veces más por vuestros pecados» (Levítico 26.18; , véase también Lv 26.21,23-24,27-28). En otras palabras, si Israel no se arrepentía de su desobediencia, los castigos que fueron decretados por Yahuwé se multiplicarían o extenderían siete veces. Como la mayoría de Israel rehusó arrepentirse de su pecado después de terminado el cautiverio babilonio, el período de 360 años de castigo adicional declarado por Ezequiel 4.3-6 fue multiplicado por siete.
    Esto significaba que los judíos se quedarían sin una nación independiente por otros 2,520 años bíblicos a partir del 360 a.C., el punto de partida de la predicción (360 años x 7 = 2,520 años bíblicos).

    El año bíblico de 360 días
    El período de castigo duraría 2,520 años bíblicos en lugar de 2,520 años del calendario. Esto se debe a que la Biblia siempre usó el antiguo calendario judío compuesto por 360 días, un año bíblico, en ambos pasajes: el histórico y el profético. La verdadera extensión del , año judeo-bíblico-profético era de solo 360 días porque era un año lunar-solar de doce meses de 30 días. Abraham usó un año de 360 días. El registro del diluvio de Noé en Génesis confirma que el año antiguo consistía de doce meses de 30 días. Moisés declara en Génesis que el período de 150 días en que las aguas subieron a su nivel más alto duró precisamente cinco meses a partir del decimoséptimo día del segundo mes hasta el decimoséptimo día del séptimo mes, probando que cada mes consistía de 30 días. Isaac Newton relata que «todas las naciones, antes de conocerse la extensión precisa del año solar, contaban los meses por el transcurso de la luna, y los años por el regreso del invierno y el verano, la primavera y el otoño; y al hacer calendarios para sus festivales, contaban 30 días por mes lunar, y doce meses lunares por año, tomando los números redondos más cercanos, al llegar la división eclíptica a 360 grados».
    Por lo tanto, si deseamos entender los tiempos precisos involucrados en el cumplimiento de la profecía, debemos calcular usando el mismo año lunar-solar de 360 días que empleaban los profetas. Tanto el profeta Daniel como Juan, en el Libro de Apocalipsis, claramente usaron un año de 360 días. No entender la verdadera extensión del año bíblico como 360 días impide que algunos estudiantes de la profecía entiendan claramente muchas profecías que contienen un elemento temporal preciso.
    Por lo tanto, la profecía de Ezequiel de los 430 años declaró que el final del castigo de Israel y su restauración final a la tierra se realizaría en 2,520 años bíblicos de 360 días donde cada uno tiene precisamente 907,200 días. Para convertir este período a nuestro calendario de 365.25 días simplemente dividimos 907,200 días entre 365.25 para llegar a un total de 2,483.8 de nuestros años del calendario moderno. Por lo tanto, Ezequiel profetizó que el final del cautiverio mundial sucedería precisamente 2,483.8 años después del final del cautiverio babilonio que ocurrió en la primavera del 536 a.C. Debemos recordar que solo había un año entre el 1 a.C. y el 1 A.D. No hubo año cero. Para ilustrarlo, solamente había doce meses entre la Fiesta de la Pascua, el 14 de Nisán en la primavera del 1 a.C., y la próxima fiesta anual de la Pascua en la primavera del 1A.D.
    El cálculo profético de Ezequiel respecto al renacimiento nacional de los judíos
    El cautiverio babilonio terminó en la primavera del 536 a.C. 536.4 a.C. MENOS 1 La duración del cautiverio de Israel (de Ezequiel 4.3-6) 2,483.8 años de calendario 1,947.4. Ajustamos un año porque no hubo año cero entre el 1 a.C. y el 1 A.D.
    Entonces, al final del cautiverio de Israel sucedería: El renacimiento de Israel 1948-15 de mayo.

    El Cálculo profético de Ezequiel respecto
    al renacimiento de los judíos.

    El cautiverio babilónico terminó
    en la primavera de 536 a.C. 536.4 a.C.

    La duración del cautiverio de Israel Menos
    ( Ezequiel Cap 4. V del 3 al 6. ) 2.483,8 años de calendario
    ——————–
    1.947,4

    Ajustamos un año porque no
    hubo año cero entre el 1 a.C.
    y el 1 a.D. Entonces, al final del
    cautiverio de Israel sucedería:
    El Renacimiento de Israel ———————
    1.948 — 15 de mayo

    La tarde del 14 de mayo de 1948, los judíos proclamaron la independencia del renacido estado de Israel. Mientras un viejo rabino soplaba el tradicional shofar, el cuerno de un carnero, el pueblo judío celebró el final de su trágica dispersión mundial y su cautiverio en cumplimiento preciso de la profecía pronunciada miles de años antes por el profeta Ezequiel. A la medianoche, el 15 de mayo de 1948, terminó oficialmente el mandato británico e Israel se convirtió en una nación independiente. Este gran día marcó el primer momento desde el tiempo de Salomón que un Israel unido tomó su lugar como estado soberano e independiente entre las naciones del mundo.
    En la sorprendente profecía de Ezequiel presenciamos el cumplimiento de la profecía en nuestra generación con una exactitud tan increíble, que uno se ve forzado a maravillarse del poder de Yahuwé para anticipar y controlar todos los planes humanos y sus resultados. A pesar de la aparente anarquía de los acontecimientos contemporáneos, Yahuwé todavía está en el trono de este universo y sigue en pleno control de los sucesos. El universo se desarrolla precisamente como lo ordenó y lo predijo nuestro Señor hace milenios

  2. Mig dijo:

    Ante comentarios como el anterior,que gran razon aquel que dijo que “la religion es el opio del mundo”.Ojo!!..dice la religion,que no la FE.

  3. JoseL dijo:

    Interesante analisis basado en la biblia, parece de un articulo. Sin embargo recordemos que el dios Yave o Jehova no seria el mismo Padre Celestial al que se refirio Jesus.
    Slds

  4. Pingback: ¿Hitler Judio? Un investigador Alemán Identifica a Hitler como un Sionista y un Traidor | Cazadebunkers

  5. Pingback: ¿Fué Hitler Sionista y Nasa Nazi y Fracmasónica? « El observatorio del tiempo

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s